jueves, 7 de diciembre de 2017

A tus 30...

Cuando pensaste que se habían apagado todos los sueños, no fue así.  Cuando creíste que del camino no quedaba más por caminar, no fue así. Cuando parecía que las lágrimas se secaban por tanto caer, no fue así.

Las suelas de tanto caminar ya han perdido su forma, los pies de tanto haber pisado sufren pequeños cayos. Los ojos arden de tanto haber mirado y los oídos repican por tanto haber oído.

Y tú, me atrevería a creer que, seguramente absorta de este momento, solo puedes pensar en que hoy cumples 30. Como si un simple numero pudiera definirte, como si dos dígitos juntos tuvieran el poder de decir algo verdadero sobre ti. Con el miedo de perder esa juventud que sin darte cuenta no la pierdes hoy, el día que cumples un ciclo, porque no la has perdido nunca ni parece que fueras a perderla.


Me gustaría pensar todas las cosas que has vivido desde aquel 07 de Diciembre de 1987. Me gustaría si quiera poder imaginarlas, pero me encuentro incapaz. Me encuentro en un vacío cuando intento pensar que por un momento, te conozco.
No he de conocer tu vida por mucho que pueda conocerte a ti, no he de enterarme de todas las cosas que hiciste o dejaste de hacer porque lo más probable es que hoy mismo ni tú las recuerdes todas.


Pero si a través de lo que eres hoy, yo pudiera definir lo que ha sido tu vida, entonces diría yo que hasta hoy has tenido una vida maravillosa. Diría que cada cosa que te paso te enseño a amar con una entereza que no encuentro en nadie. Diría que aprendiste a confiar en la gente a pesar de todo, y que aunque te hayan hecho daño, no perdiste la fe. Diría que aprendiste a nunca negar una sonrisa. Diría que el tamaño de tus sueños solo es equiparado por el tamaño de tus miedos. Diría que sueñas en silencio más de lo que tú misma reconoces. Diría que has aprendido a ignorar las heridas o las cicatrices.

Pero dicen que la vida de uno no se define por lo que uno mismo es sino por el efecto de nuestra vida en la vida de los demás. Y es ahí donde me quiero detener unos segundos porque tu efecto en mi vida es todo. Simplemente lo es todo para mí.

Tú has conseguido que yo vuelva a creer, lograste que vuelva a soñar y a imaginarme un futuro en el que la soledad no tiene cabida. Tu sola tumbaste cada uno de los muros que había construido en base a todas las batallas que perdí y que mutilaron los sueños.

Contemplo tu efecto en la vida de la gente y logro entender lo afortunado que soy. La suerte que tengo de tener en mi vida a una persona que le hace tanto bien a la gente. Te admiro e intento aprender todos los días de ti. Siempre diré que tú eres más sabia que yo, siempre diré que tú entiendes más de la vida que yo. En mi afán por entender todo, en mi afán por encontrarle una explicación científica a cada una de las cosas que me pasan o que nos pasan, yo empleo demasiada cabeza para cosas que en el fondo no tienen nada que ver con pensar, sino que tienen que ver con sentir. Y en eso tú eres más que yo.



Deseo de todo corazón que cada minuto que te espere a la vuelta de la esquina, sepa sorprenderte. Que cada experiencia que tengas pendiente te llene de aprendizaje. Que rías, bailes, cantes, llores, corras, nades, saltes y seas tú, auténticamente tú, que esa sea tu meta diaria, olvidarte de ser feliz para los demás y empezar a acordarte que la única que tiene que ser feliz por ella misma eres tú.

Hoy, a tus 30, no encuentro manera de agradecerle a la vida por dejarme compartir este momento a tu lado. Por tu existencia y por tu elección, por tu elección de conservarme. Por tu alegría y tu autenticidad. Por tu genuina sonrisa, por el salar de tus lágrimas. Por el sabor de tus labios, por el dolor de tu indiferencia. Por lo alto de tus metas, por tu ambición y tus ganas. Por la oscuridad de tus pesadillas, por ese salto al vacío. Por la transparencia de tus sueños, por tu constancia y lealtad. Por tus triunfos y derrotas. Por tu compromiso a muerte, por cada valor bien puesto. Por tu inocencia y tu pureza, por esa capacidad que tienes de no dejarte contaminar por nada ni por nadie.

Hoy, a tus 30, te deseo solo felicidad y triunfos. Hoy, solo espero que si alguno de los dos tiene la chance de conocer la felicidad verdadera, la plena, la completa. Esa seas tú. Porque yo, yo ya tengo todo lo que desee conocer y ver, a tu lado.
Feliz cumpleaños Katerine, gracias por iluminar con esa luz incansable mis días.

Gracias por no haberte nunca dado por vencida y sin querer, haber esperado que yo llegue. Nunca supe que llegaría a ti, pero sin saberlo y sin esperarlo fue la mejor versión, la mejor resolución de estos 30 años para mí. Te amo hoy, te amaré mañana y tal vez te amaba ayer durante estos 30, sin saberlo.

Siempre tuyo,

Edu

PD: Gran canción, de hecho no es de 30 años pero tiene un bonito mensaje.






jueves, 26 de octubre de 2017

DIECIOCHO - 1.5

Hola Gorda:

Llego el día. La verdad ahora mismo me siento muy triste por lo que terminó siendo. Esperaba que pudiéramos celebrar y que pudiéramos vivir nuestro día como tenía que ser. Pero la vida me jugo una mala pasada hoy.

Siento mucho no haber podido darte un mejor día porque estoy consciente que lo mereces pero lamentablemente la situación no ayudo mucho.

Soñé muchas veces con llegar a esta fecha contigo y soñé en todo lo bien que la pasaríamos. Lamento que no haya podido ser así.

Que puedo decir de estos 18 meses a tu lado? Nada nuevo creo yo. Que soy feliz ya lo sabes, que eres todo para mí, también. Que mi mayor felicidad es tenerte y mi peor miedo perderte.
Que contigo todo es luz y sin ti todo es oscuridad. Que por ti lo puedo todo y sin ti no puedo nada. Que contigo es fácil soñar y sin ti es fácil caer. Que tú llenas todos los espacios, que cuando me faltas, te llevas algo más que tu presencia, te llevas una parte de mí.

Que nunca imagine que pudiéramos ser tan destinados a estar juntos, nunca pensé sinceramente que podríamos llegar a 18 meses juntos. Porque, reconozcámoslo, ese no fue nuestro plan. Sin embargo, me queda por decir que benditos sean los cambios de planes. Tú fuiste mi mejor cambio de plan, tu has sido la casualidad más feliz, has sido eso que no estaba en ninguna proyección pero de pronto apareció. Eso por lo que nadie hubiera apostado para mi, y sin embargo demostré una vez más que yo nací con suerte, con mucha suerte.

Te pido que este amor siga creciendo, que los momentos que he podido recordar estos días, sigan siendo importantes, que podamos seguir creando tantos momentos como meses cumplamos y que nunca dejemos que el tiempo le gane a nuestras ganas de hacer y de ser más el uno para el otro.

Esto es corto porque la situación no es la mejor, pero espero hacerte sentir igual lo mucho que te amo. Que venga todo lo que tenga que venir, a tu lado. Feliz 26!!!

Siempre tuyo,

Edu

PD: No necesito decir nada no?





miércoles, 25 de octubre de 2017

Falta 1...

Hola Gorda:

Hoy falta un día para que cumplamos 18 meses juntos.  ¿Puedes creerlo? La verdad para mi es increíble pero más increíble es todo lo que hemos pasado juntos y este momento que voy a recordar ahora, es un momento que está fresco en mi memoria.

Sí, claro que hablo de nuestro viaje a Viñak. Lo pensé durante todo este año y como todas esas cosas que se me meten en la cabeza no pare hasta que pudiera ser una realidad. Ahorré todos los meses desde Enero para poder hacerlo y no me arrepiento absolutamente de nada. Todo fue perfecto, como siempre a tu lado.
Que momentos recuerdo más?  La verdad, todos.

Pero si tengo que elegirlos empezaré por el momento en que el señor te regalo la rosa en pastipan. Fue un acto de generosidad y buena onda que creo no olvidaré jamás. El señor fue muy amable y acertó totalmente al darte la rosa y se ganó mi total aprecio y consideración. Definitivamente el mundo necesita más personas así. Esa fue la primera señal de que el viaje sería fenomenal.

Segundo momento, el viaje de ida. Fue difícil pero divertido pasarlo contigo y mientras nos reíamos y nos dabamos muchos besos jugar con la bebe de la pareja que estaba delante lo hizo más divertido aún.

Tercer momento, la llegada fue algo muy bonito. El lugar es exactamente como lo imagine y aún más bello. Me sentí en casa y atendido desde el primer momento que llegamos. La atención en el refugio es personalizada y eso se siente desde que llegas.

Cuarto momento, nuestras fotos en la hamaca. Fue un momento muy divertido ¿recuerdas? “Ahora, cara de que me acaban de agarrar el poto” jajajaja.

Quinto momento, cuando te pusiste mal. Aunque tu digas que es malo que me acuerde de eso. A mí siempre me hace sentir bien no el hecho de que tu estes mal sino el hecho de que siempre que sucede eso, estoy ahí para ti y cumplo con mi deber de cuidarte en todo momento y lugar.

Sexto momento, nuestra caminata hacia el rio. Fue un reto en equipo y pudimos lograrlo juntos. Nos costó (se nota que hace mucho no hacemos ejercicio) pero pudimos vencer. Somos un excelente equipo!

Séptimo momento,  Nuestra conversación en la fogata. Fue nuestra primera fogata. Espero que podamos repetir esa experiencia.

Octavo momento, el regreso. Siempre mis regresos de los viajes contigo tienen una cuota de pena que es completamente inmanejable pero intento que me quede el consuelo de pensar de que no es la ultima vez y se viene aún mucho por delante y juntos.

Como bonus track recuerdo con especial cariño e ilusión el momento en el que me dijiste que “querías que sea el único”. La verdad ruego porque eso sea así, ruego por poder enamorarte todos los días por lo que queda de mi vida.

Gracias por este viaje, gracias por siempre ir donde te pido ir. Gracias por nunca dejarme solo y ser mi hogar a donde sea que vaya. Porque cuando tu estás conmigo, este en donde este siento que estoy en casa.
Y solo falta uno!!!! Te amo! Mil besos.

Siempre tuyo,

Edu

PD: No se si estuviste atenta pero sonó está canción en el refugio más de una vez. A mi me encanta desde que la vi en un comercial de la marca Perú. Te amo!




Faltan 2...

Hola Gorda:

Hoy faltan 2 días para que cumplamos 18 meses juntos. Hoy voy a hablar de un momento del último mes. Un momento muy representativo para mí. Muy importante para mí. Realmente mágico para mí. Cuando lo planee o cuando lo idee no supe ni entendí lo importante que terminaría siendo ese viaje para mí porque pensé que al ser muy corto realmente no me daría tanto como me termino dando.

Hablo si ya te pusiste a pensarlo de nuestra escapada a Chiclayo para el matrimonio de Vicente. ¿Por qué fue un viaje importante para mí? Tengo muchas razones para eso. La primera es porque demostraste tu inmenso amor hacia mí acompañándome a un viaje en el que tal vez por el tiempo corto y el gasto que representaba no te veías obligada a hacer. Sin embargo no lo dudaste cuando te lo dije y te embarcaste en una aventura más conmigo. La segunda porque al fin teníamos un viaje en que tu familia sabía que estabas yendo conmigo, el no mentir es un tema muy importante para mí. Siempre he creído que una relación de dos personas adultas se vuelve autentica cuando todo se maneja transparentemente.
La tercera  es porque creo que necesitábamos esa escapada hace mucho tiempo ya. Y nos hizo muy bien y encima tuvimos mucha suerte porque nos tocó sin querer queriendo la suite (y es la segunda vez que nos pasa).

Fue muy bonito para mi estar en Chiclayo contigo. Disfrute mucho cuando caminamos por el paseo de las musas y me contabas lo que hacías en tus visitas a tu hermana.  Disfrute mucho caminar contigo por la ciudad. Disfrute cada segundo a tu lado pero por sobre todo y como siempre disfrute cada momento que dormí a tu lado y desperté contigo.

Gracias por acompañarme, gracias por prepararte y lucir tan bella ese día, gracias por ayudarme con la sorpresa para mi mama. Gracias por bailar conmigo toda la noche, gracias por ser mi compañera ideal para cada situación, en cada viaje, en cada momento. Soy feliz contigo como lo he sido en estos 18 meses y desde el primer día.
Espero que recuerdes este pequeño viaje y sonrías como sonrió yo. Faltan 2, Te amo!

Siempre tuyo,

Edu

PD: recuerdo el momento en el que bailamos está canción y lo mucho que te gusta.




Faltan 3....

Hola Gorda:

Hoy faltan 3  días para que cumplamos 18 meses juntos de manera oficial. Hoy quisiera recordar un momento que puede parecer muy intrascendente pero para mi fue muy importante.

Hablo de la confirmación de Sofia. Y tú te preguntarás por que fue importante para mí. En realidad por dos puntos. El primero porque tú eras la madrina y el segundo porque me parece que fue una segunda oportunidad para mí y tu familia. Y me parece que no salió tan mal.
Aquel día opté por vestirme bien y cuando llegue te encontré tan bella como siempre con tu vestido mostaza.

Me parece que fue un punto importante para nosotros porque fue una segunda oportunidad con tu familia que me parece salió bien. En todo momento me sentí cómodo están con ustedes y creo que por primera vez después de mucho tiempo ellos se sintieron cómodos con mi presencia.
Disfrute mucho de compartir aquella oportunidad con tu familia. Disfrute cada momento pequeño, como cuando nos tomamos una foto con Sofí o cuando estuvimos  almorzando la rica carne que había.

Tal vez no haya mucho que comentar respecto a ese momento. Tal vez no es un momento romántico. Tal vez no es un momento que marque un antes y un después en nuestra relación. Pero creo que una 2da oportunidad siempre es buena para cualquier caso.

Yo siempre querré estar bien contigo y los tuyos. Siempre será mi labor y mi función que tu estes tranquila. Entiendo y espero que estos momentos ayuden a tu tranquilidad.

Faltan 3… Te amo!

Siempre tuyo,

Edu




lunes, 23 de octubre de 2017

Faltan 4...

Hola Gorda:

Faltan 4 días para que cumplamos 18 meses juntos- El momento que quiero recordar hoy es uno que está muy de acuerdo a lo que hemos vivido ayer.

Es la primera vez que cocinamos juntos (fue en agosto). ¿Por qué elijo ese momento?  Porque aunque no lo creas es algo que siempre me ha gustado hacer. Sé que en mi casa no lo hago, pero básicamente es porque en mi casa no les gusta probar cosas nuevas y además porque nunca me cuadran los tiempos.

Sin embargo siempre me ha gustado cocinar porque, afrontémoslo, me encanta comer. A una persona que le guste comer tanto como a mí, tiene que gustarle cocinar porque eso básicamente nos libera de depender de una persona que nos cocine para que disfrutemos de una buena comida.

Pero no es solamente eso, sino también  lo que puede significar para ambos. Siempre lo he dicho, yo no quiero una cocinera, ni una lavadora, ni una sursidora. Quiero una compañera para mi vida y quiero ofrecer exactamente lo mismo. Por tanto siempre querré que las tareas sean repartidas y así como considero a la cocina como un acto de amor hacia los tuyos, es un acto que quisiera hacer para mi familia. Es un acto que sueño hacer para ti, cuando tengas un día de trabajo pesado, engreírte con el plato o el postre que más te guste. Demostrarte que siempre quiero que estés bien.
Cocinar juntos, definitivamente es y fue un reto. Pero creo que salimos airosos esa primera vez. La verdad el plato que hicimos estaba realmente rico, lo cual fue sorprendente pero gratificante para mí. Creo que cada cosa que hacemos juntos la tomamos como un reto en equipo y salimos airosos.

Recordé este momento porque me parece que cocinar es un acto íntimo y de amor. Es de las primeras cosas que nuestros papas o abuelos hacen por nosotros y nos transmiten así su amor. Cocinar en equipo para disfrutarlo nosotros y también nuestros familiares, es un acto de amor.
Gracias por todo lo vivido, gracias por cocinar conmigo siempre y por siempre estar dispuesta a hacer experimentos y a fregarla para aprender conmigo jaja. Te amo por siempre!

Siempre tuyo,

Edu

PD: Para cocinar y para todo. Vive tu vida conmigo...



sábado, 21 de octubre de 2017

Faltan 5...

Hola Gorda:

Hoy faltan 5 días para que cumplamos oficialmente 18 meses estando juntos. El momento que voy a recordar en este post es uno de los momentos más importantes del año para mi. Porque era un momento que esperaba, que sabía que llegaría pero que no sabía en que momento nos sorprendería. N o sabía si estaría listo, si sería un castigo o sería un premio.

Y como todo en la vida fue una dicotomía, fue premio y fue castigo. Fue espero y desespero. Fue partida y fue llegada. Pero creo que en nuestro caso la dicotomía que mejor lo define fue que fue distancia y cercanía.

Creo que ese viaje se dio en un buen momento. Habían pasado meses no muy fáciles, pero las dos semanas previas, fueron las primeras dos en que empecé a sentir que yo avanzaba hacia algún lado. No por ti, no por nosotros, sino por mi.

Y a pesar que los días previos sufrí como no tienes idea el saber que me alejaría de ti, creo que realmente fue muy bueno que suceda. ¿Por qué? Porque recordé como es extrañarte, extrañarte de esa ausencia que quema, que intranquiliza, que esta tan presente que la propia ausencia se vuelve un ente que recuerda la falta del otro.
Así es como te extrañe en cada minuto desde que comenzó mi aventura sin ti.

Desde el desplazamiento al aeropuerto en el viaje de ida, hasta los últimos metros que camine en el aeropuerto  antes de verte.
Hable cada vez que pude de ti, tanto mencione tu nombre que los chicos del almacén argentina terminaron mandándole saludos a “Katy”. Obvio si todo el día hablaba de mi Katy.

Te encargaste de estar presente cada día con esas notitas que me hiciste que fueron la sorpresa más linda que hasta ahora nadie me ha dado. Es un detalle pequeño, pero el que las hicieras me hizo sentir que me sabias que el vacio que sentiría era tanto que necesitaría eso. Muy inteligentemente me diste mis pastillas SOS diarias para sobrevivir a esa distancia.

Siempre admiré a argentina, porque es un país admirable. Son pedantes, es cierto pero justamente eso los hace admirables. Creen siempre que pueden, porque si alguien puede hacer algo imposible posible ese definitivamente es un argentino. Siempre había querido conocer a ese país que ha dado a tantos ídolos a mi vida. Diego Maradona, Lionel Messi, Gardel, Fito Paez, Andres Calamaro, Gustavo Cerati, Mafalda, Mercedes Sosa, Nito Mestre. Todas y cada una de las cosas admirables. Todas las cosas que quise conocer, las conoci sin ti.

Es por eso que el día del tour cuando escuchaba a la radio del bus y tocaban una canción muy de folclor argentino de la maestra mercedes sosa, no pude evitar soltar unas lágrimas mientras miraba con felicidad pero con pena todo aquello que me hubiera encantado conocer contigo. Te imaginaba a mi lado con esa cara que pones cuando algo te parece bonito, con ese asombro cuando ves algo nuevo.
Te imagine recostando tu cabeza en mi hombro, pegándote a mí porque no podrías con el frio. Y como la canción que me hizo llorar, decidí que velaría celosamente ese sueño. El sueño de que vuelvas un día conmigo a Argentina y te pueda enseñar todo lo que conocí y seas feliz como lo fui yo, pero una felicidad completa.

Ese viaje aunque fueron 7 días me hizo crecer, me cambio y me hizo valorarte muchísimo más de lo que lo hacía. Porque claro como dice el dicho “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”. Y claro, yo no te perdí, al menos no realmente pero por esos 7 días perdí una parte de ti y fue suficiente para saber que no quiero perder nada de ti, nunca más. Faltan 5, Te Amo!

Siempre tuyo,

Edu

PD: Está es la canción, esa que lloré. Esa que me hizo sentir que te extrañaba tan profundamente que solo quedo llorar.